Carlos HerreraEs un hombre de radio. Al menos así se define Carlos Herrera (Almería, 1956), y aunque ha hecho incursiones en otros terrenos como la publicación de libros o la televisión, reconoce que estos otros campos son complementarios a la radio porque ésta “es muy tirana”. Lleva más de 35 años dedicado a las ondas, ha pasado por la Cadena SER, la Cope, RNE y este año, cuando se cumplen 20 años de vida de Canal Sur, cadena de la que Herrera protagonizó su primera emisión, será el encargado de presentar los seis programas especiales que Canal Sur emitirá con motivo de su aniversario. Articulista de ABC y de la revista El Semanal, Onda Cero es su casa desde hace ocho años. Comenzó dirigiendo el programa de la tarde y desde hace cuatro temporadas ocupa las mañanas con Herrera en la Onda, un cambio que reconoce que no supuso un gran esfuerzo porque siempre le gustó madrugar. DIARIO DE AVISOS conversó con este profesional de la radio en su visita a Tenerife el pasado jueves y viernes, desde donde emitió su programa en directo en los estudios de Teide Radio-Onda Cero.

-¿Cómo está siendo llevar las mañanas de Onda Cero?

“Lo cierto es que no me cuesta madrugar ni siquiera aquí (Canarias) que es una hora antes. A mí levantarme temprano nunca me costó, es más, los días en los que no tengo programa también madrugo, no me levanto a las cuatro, pero sí a las siete, un sábado a esa hora ya estoy despierto. Duermo poco, pero eso es cosa de la edad y me gusta empezar a trabajar pronto por las mañanas. Me acuerdo que cuando estudiaba miraba con mucha envidia a los compañeros que podían estudiar por la noche, yo era incapaz, porque a las doce me caía redondo, me tomara lo que me tomara, no podía”.

– El planteamiento de un programa para la tarde y para la mañana, ¿es el mismo?

“No. Por la tarde, a no ser que ocurra algo, está todo prácticamente contado con lo cual le tienes que dar la vuelta a todo, analizarlo, buscar otras alternativas. En la mañana con que cuentes las cosas que pasan, lo que es noticia, las claves del día, tienes medio programa hecho. Luego hay que hacerlo y eso es difícil, pero la radio por la tarde exige un añadido, un plus de imaginación”.

Carlos Herrera y el Rey caricaturizados– La mañana en radio quizá sea la franja horaria más competitiva, ¿piensa en la competencia antes de empezar el programa?

“He sido un gran seguidor de todos los que ahora están haciendo radio y soy amigo de todos ellos y les deseo lo mejor, pero antes me lo deseo a mí mismo. Lo cierto es que quieres ganarles a todos, no siempre lo consigues pero tienes que pelearlo para conseguirlo y a mí me pagan por ello. La competencia estimula, te obliga todos los días y sobre todo hace que tengas que estar con un ojo mirando lo que están haciendo los demás para ver por dónde te han ganado ese día, qué han hecho mejor que tú y si tienes un nivel honesto de autocrítica y sincero, saber reconocer que han hecho bien, te ayuda mucho a ti a hacerlas también”.

– Usted, además de la radio, ha hecho televisión, libros…

“Los libros son una faceta complementaria igual que la televisión. Ahora estoy haciendo un programa en Canal Sur porque llevamos ya 20 años, yo hice el primer programa de Canal Sur y este año estamos celebrando el 20 aniversario. La radio es tan sumamente tirana que lo que permite es, como mucho, coquetear con los demás medios. Puedo hacer seis programas de televisión como hago pero nada más, no puedo hacer un programa semanal todo el año. La radio también te permite escribir uno o dos artículos a la semana, pero no dos artículos diarios y puedes sacar un libro al final de cada temporada si has tenido algunas tardes libres pero lo más fácil es que sólo saques uno y no dos. Todo lo demás se lo tienes que dar a este micrófono que es muy absorbente”.

En cuanto al futuro de la radio, ¿cree qué se ve amenazado por los nuevos soportes?

“En la radio lo que puede cambiar es el soporte, pero al final sigue siendo un señor hablando y otro escuchando. A lo mejor, con el tiempo, dará igual que un gobierno determinado te dé una licencia para que emitas desde un sitio o no te la dé, o además te presione con ello y te haga chantaje como hacen todos los gobiernos. A lo mejor no hace falta todo eso porque llevaremos Internet en cualquier parte. Yo ya tengo una radio muy pequeña en mi despacho en la que oigo todas las emisoras del mundo, mis favoritas, a través de la red y ya es una radio de mesa conectada mediante wifi. Podrá cambiar el soporte pero la esencia seguirá siendo la misma, uno que habla y otro que escucha”.

– Y con respecto al resto de medios de comunicación…

“En cuanto a la prensa, opino lo mismo, lo que puede cambiar es el soporte, el papel. Las nuevas generaciones, prestarán más atención al periódico digital, aunque creo que no conviene dar por muerto al papel todavía y con la televisión pasa exactamente lo mismo. Creo que cambiarán los medios de producción, porque es evidente que va a haber más medios, aunque no habrá publicidad para todos por lo que habrá un proceso mucho más selectivo que hará que las producciones se adapten a otros formatos”.

Carlos Herrera por Idigoras– ¿Qué otros formatos?

“Radios o televisiones de pago. El copago de las cosas va a ser uno de los caminos, es una fórmula que ya se ha puesto en otros países europeos. Asistimos a un periodo en el que cinco años va a cambiar los medios muchas más que lo que cambiaron en la década de los 50”.

– Siempre se habla de la independencia de los medios, ¿tiene usted libertad para hablar de lo que quiera en Onda Cero?

“En mi caso tengo libertad absoluta. Creo que puedes hacer una radio con intención. Los periodistas también tenemos ideología, lo que no puedes hacer es camuflarla, tienes que hacer interpretación de la realidad, porque al fin y al cabo cuando editorializas estás interpretando la realidad, dando las claves para que aquel que te oiga interprete esa noticia. Una noticia sin más, sin interpretación y análisis no pasa de ser una estadística. Yo quiero que alguien me explique la noticia, que me la cuente y además que me dé las claves para interpretarlas, es decir, si atropellan a una mujer, con un semáforo en rojo, en la Rambla de Santa Cruz, es noticia, sí, pero qué tráfico denso había, qué tiempo hacía, por qué el conductor iba como iba. En definitiva, deme usted las claves. Creo que eso, sin hacer una radio sectaria, dogmática, es el objetivo que particularmente me marco”.

– La última fecha que dio para su retirada fue la de 2010, ¿ha cambiado de idea?

“Aunque mi aspecto lo desdice (ríe) voy a cumplir 52 años, sé que parezco más joven, pero no puedo decir que sea el año que viene cuando me retire, el otro o el de más allá, pero sí que no soy partidario de eternizarme en los puestos. Creo que hay mucha gente que tiene muchas cosas que decir y hay que dejar sitio. No sé si será en el 2010 o más tarde o es la empresa la que me echa antes pero más que ponerle fecha es no querer eternizarme”.

——————————-

Entrevista publicada originalmente por Natalia Torres el lunes 23 de febrero en Diario de Avisos.

Anuncios